Cobaya Texel

Las cobaya Texel, con su pelo largo, brillante y rizado, son sin duda una de las razas de cobayas más bonitas y singulares que se puede tener.

Origen

La cobaya Texel se creó por primera vez en la década de 1980, cuando se cruzó una cobaya Rex británica con una cobaya Sheltie.

Características de la Cobaya Texel

Las cobayas Texel son sin duda una de las razas de cobayas más llamativas por su pelo largo y abundante.

Sus mechones largos y rizados, con un brillo satinado, hacen de esta pequeña y simpática cobaya una de las razas más solicitadas en el mundo de los conejillos de indias.

Al igual que otras razas de cobayos, las cobayas Texel tienen el cuerpo y el cuello anchos y la cara redonda.

Algunas cobayas Texel tienen el cuerpo ligeramente más corto que otras razas.

Tamaño

Las cobayas Texel suelen alcanzar entre 20 y 30 cm de longitud cuando crecen, siendo los machos un poco más largos que las hembras.

Peso

Esta raza de pelo largo suele pesar de 700 a 1200 g en la edad adulta. Los machos son a veces más pesados que las hembras.

Colores

La cobaya Texel tiene una gran variedad de colores, pero todo depende de la genética.

Algunos de los colores de pelaje más comunes son el dorado, el negro y el blanco. Pueden ser colores sólidos, tricolores y atigrados.

Carácter – Temperamento de la Cobaya Texel

Las cobayas Texel suelen ser mascotas amables y gentiles, y se sabe que tienen una pequeña tendencia a la picardía.

Les gusta ser el centro de atención y disfrutan de la interacción humana, sobre todo si se les trata adecuadamente desde una edad temprana. Sin embargo, se sabe que el Texel es un poco más travieso y activo que el Sheltie.

¿Las cobayas Texel muerden?

Las cobayas Texel pueden morder si están estresadas o asustadas.

¿Las cobayas Texel pueden ser buenas mascotas?

Si. El Texel es una raza tranquila y de carácter dulce a la que le gusta que la toquen y la acaricien, y es una excelente mascota.

Cuidados de la Cobaya Texel

Su pelaje es muy suave y brillante, pero es propenso a enredarse rápidamente si no se recorta y acicala con regularidad.

Esto puede causar problemas en la piel, incluyendo ácaros y parásitos, que pueden ser muy incómodos para su cobaya.

Por lo tanto, esta raza necesitará ser cepillada todos los días para evitar que su largo pelaje rizado se enrede.

La mayoría de las cobayas no necesitan que se les bañe con mucha regularidad, pero de vez en cuando, tu cobaya puede necesitar un baño si se ensucia o huele un poco mal.

Además del aseo y cuidado regular del pelaje, tu cobaya Texel necesita que le limpien las orejas para mantenerlas sanas.

Si no se limpian los oídos de estas mascotas, pueden obstruirse con cera o residuos, lo que puede provocar infecciones y muchos otros problemas.

Las uñas de tu cobaya pueden crecer bastante, por lo que debes recortarlas cada mes para mantenerlas cortas y sanas.

Hábitat de la cobaya de Texel

Las condiciones de vida deben ser limpias e higiénicas, y las rutinas de limpieza deben llevarse a cabo con regularidad.

Debido a su largo pelaje, es esencial mantenerlos alejados de la humedad, por lo que hay que tener cuidado de mantenerlos en el interior.

Las cobayas Texel se sienten más cómodas cuando se las mantiene a temperaturas de entre 65 y 79 grados Fahrenheit.

Si su mascota se mantiene en el exterior, es especialmente importante que vigile la temperatura.

Cómo elegir una jaula para una cobaya Texel

Las jaulas compradas en una tienda pueden ser una opción decente para una cobaya Texel, pero comprueba las dimensiones y el tamaño antes de comprar una para asegurarte de que proporciona a tu mascota el espacio suficiente.

Alimentación de la Cobaya Texel

Las cobayas Texel no necesitan una dieta especial en comparación con otras razas. Una fuente de agua fácilmente disponible y heno para que mordisqueen, así como algunos alimentos básicos como pellets, fruta fresca y verduras, mantendrán a tu cobaya feliz y sana.

¿Cuánto tiempo vive la cobaya Texel?

Las cobayas Texel pueden vivir entre 4 y 8 años, pero su esperanza de vida viene determinada en gran medida por la genética, el entorno y la dieta.